Nuestro Blog

Los diferentes tipos de cierres metálicos

Si estás pensando en instalar un cierre metálico en tu local o negocio, te interesará leer este artículo, pues a continuación hablaremos de las características y usos de los diferentes tipos de cierres metálicos que se comercializan en nuestro país.

Esta información te será de mucha ayuda para elegir el tipo de cierre que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

¿Qué es un cierre metálico?

Lo primero que debemos abordar, antes de comenzar con la descripción de cada tipo de cierre metálico, es definir en qué consiste este dispositivo. Un cierre metálico es una cortina o persiana de metal, que sirve para realizar un cerramiento seguro de los espacios. Impide el acceso al inmueble, pues cuando está desplegado bloquea completamente el paso.

Pueden utilizarse para proteger la fachada de un local comercial, incluyendo la puerta principal, o solo cubriendo el área de vitrinas. Por ello son elementos muy bien valorados cuando nos interesa incrementar los niveles de seguridad de un negocio, previniendo robos y acciones delictivas.

De acuerdo a su funcionamiento, materiales y características de diseño, pueden describirse distintos tipos de cierres metálicos, que seguidamente detallaremos.

Funcionamiento

El tipo de funcionamiento de un cierre metálico influye directamente en el coste del mismo. Pero también tiene impacto en la facilidad de uso y comodidad.

Cierres metálicos enrollables manuales

Estos son los cierres metálicos más comunes, y también los más básicos del mercado. Al abrirse se enrollan sobre sí mismos, a modo de rulo o canelón. Cuando están desplegados, cubren toda el área de entrada.

Su mecanismo es completamente manual y deben ser desenrollados halando el extremo inferior de la cortina.

Cierres metálicos automáticos

Los cierres metálicos automáticos no requieren de la acción manual, pues se enrollan y despliegan gracias a un mecanismo motorizado que baja o sube la persiana, mediante el accionar de un mando a distancia u otro dispositivo habilitado para ello.

En consecuencia resultan mucho más cómodos, pues evitan el esfuerzo que supone levantar cierres muy pesados, previniendo las lesiones de espalda. Obviamente, este tipo de dispositivo suele tener un coste algo mayor y requiere de cierto mantenimiento para garantizar el óptimo estado de los mecanismos de apertura y cierre.

Materiales

La mayoría de los cierres metálicos se fabrican en acero o aluminio, aunque  también pueden encontrarse persianas de hierro. Asimismo, la mayoría de los fabricantes ofrecen acabados en acero galvanizado o acero inoxidable.

Cierres metálicos de aluminio

Con respecto a los materiales de los cierres metálicos, uno de los más utilizados es el aluminio. Su ligereza y resistencia lo convierten en una muy buena opción para los cierres metálicos.

Se utiliza tanto en cierres manuales como automáticos, pues al ser más livianos requieren de un motor menos potente para poder accionarse.

Cierres metálicos de acero

Este material resiste muy bien a la intemperie, pero su nivel de seguridad está indiscutiblemente asociado al grosor de la persiana. El acero suele utilizarse en persianas enrollables básicas.

Cierres metálicos de acero inoxidable

No cabe duda de que este es uno de los acabados más elegantes que podrás encontrar en un cierre metálico. Se asocia con espacios de alta gama.

Cierres metálicos galvanizados

Los cierres metálicos galvanizados tienen una excelente resistencia a las condiciones ambientales y permiten una mayor versatilidad de colores y diseños.

Diseño

Por otra parte, también podemos hacer ciertas categorizaciones con base en el diseño de los cierres metálicos.

Cierres metálicos ciegos

En primer lugar nos referiremos a los cierres metálicos ciegos. Estos se caracterizar por bloquear completamente la visual de lo que se encuentra detrás del cerramiento, cuando están desplegados.

Los cierres metálicos ciegos impiden ver la fachada o puerta del local, pues a modo de cortina tapan por completo la superficie. Generalmente se utilizan en comercios o locales que no poseen vitrinas, o en los que no interesa mantener a la vista de los clientes el negocio.

No existen, sin embargo, limitaciones que condicionen su uso. Se trata, simplemente, de una elección particular, que responde a criterios de seguridad y preferencias del cliente. Huelga decir que en el mercado puedes encontrar cierres metálicos ciegos tanto automáticos como manuales.

Cierres metálicos de concha

Los cierres metálicos de concha o de aro permiten ver parcialmente la fachada y puerta del local o comercio. Están fabricados con barras metálicas de diferentes calibres, que se unen con grapas de aluminio de alta resistencia. Esto permite realizar una amplia variedad de diseños, que ofrecerán una mayor o menor visibilidad de acuerdo a la forma y tamaño de los espacios libres entre las barras.

Aunque los viandantes podrán ver lo que se encuentra detrás del cierre metálico, siguen siendo bastante seguros pues constituyen una barrera adicional anterior a la puerta de acceso.

Cierres metálicos de tijera

Los cierres metálicos de tijera o ballesta permiten una visibilidad casi completa de la fachada. Están fabricados con perfiles de chapa metálica y permiten realizar una amplia variedad de diseños. No solo se utilizan en las fachadas y puertas de locales comerciales o negocios, sino que también pueden instalarse en ventanas o terrazas de inmuebles residenciales.

Por su mecanismo de cierre, permiten la apertura lateral o central. No son persianas enrollables, sino que se pliegan verticalmente. Además, hay una variante de los cierres de tijera que es el modelo de giro. Los cierres metálicos de tijera tienen la ventaja de ocupar muy poco espacio cuando está abiertos.

Su nivel de seguridad es intermedio, pues los agujeros que se forman con el diseño de la persiana pueden permitir la introducción de ganzúas, barras u otras herramientas utilizadas por los ladrones para vulnerar las cerraduras y candados.

Cierres metálicos de lama plana

Los cierres metálicos de lama plana son cierres enrollables fabricados con piezas de acero galvanizado o aluminio de extrusión. Estas se ensamblan en un tubo de acero que soporta la estructura. Son cierres muy resistentes y seguros. Pueden aportar, además, un interesante efecto de diseño, en función de las terminaciones elegidas.

Este es uno de los cerramientos más utilizados, tanto en sus versiones de pletina plana simple, doble, cruzada o lineal.

Cierres metálicos micro perforados

Los cierres metálicos micro perforados están fabricados con lamas, al igual que los anteriores. La diferencia, en este caso, es que los listones presentan microperforaciones que permiten cierta visual, tanto desde el interior del local hacia fuera, como desde el exterior hacia adentro. Podríamos decir que el microperforado permite crear un atractivo efecto de transparencia.

Es frecuente ver este tipo de cerramientos en centros comerciales y locales ubicados en interiores.

Cierres metálicos troquelado

Los cierres metálicos troquelados permiten cierto grado de visibilidad. No obstante, esto no implica un menor grado de seguridad. Esto se debe a que el diseño de la estructura deja espacios libres entre las barras de metal, que permiten ver detrás de la persiana. El grosor y robustez de los materiales utilizados garantiza, sin embargo, la alta resistencia del cerramiento.

Por esta razón muchos consideran que los cierres metálicos troquelados ofrecen el equilibrio ideal entre protección y visibilidad.

Criterios para elegir un cierre metálico

Tal como has podido comprobar leyendo las líneas anteriores, existen muchos tipos de cierres metálicos. Para elegir el que más te convenga debes hacer una combinación entre diseño, funcionalidad y materiales, hasta dar con la alternativa que mejor se adapte a tus necesidades.

Obviamente, el presupuesto será también un factor a considerar. Sobre este punto, nuestra recomendación sincera es que te asesores con un cerrajero profesional. Él podrá valorar las características de la instalación y sugerirte la opción más conveniente. Asimismo, podrá asegurarse de que las medidas de la persiana sean precisas, lo cual te evitará muchos dolores de cabeza.

Para comenzar, cualquier variación en las dimensiones del cierre metálico tendrá un impacto en el presupuesto, pues probablemente sea imposible ajustarlo a las nuevas medidas. Por otra parte, si se tratara de una diferencia mínima, que aún permitiera la instalación, tendrías un elemento de seguridad que podría ser más fácilmente vulnerado.

Con respecto al tema de la visibilidad, debes valorar aspectos tales como el tránsito peatonal por el frente de tu negocio en horario no laborable, la existencia o no de vitrinas, la importancia de tener permanente a la vista tus productos. Esto te ayudará a decidir si necesitas mantener cierta visibilidad hacia el interior del local o si puedes prescindir de ella.

Finalmente, lo relativo al material está muy ligado con el grado de seguridad que se desee. En todo caso, el calibre o grosor de la estructura y el tipo de cierre de la persiana metálica también influirán en este punto.

Lo que resulta innegable es que actualmente existen tantos tipos de cierres metálicos que puedes garantizar la seguridad de tu negocio sin afectar en lo más mínimo el diseño de la fachada. Por el contrario, gracias s los múltiples diseños, colores y acabados disponibles, los cierres metálicos pueden complementar la imagen que deseas transmitir a tus clientes.

Diferentes tipos de cerrojos en el mercado

Aparte de contar con un buen sistema de alarma y otros elementos para la protección de vuestra vivienda o inmueble, una de las medidas de seguridad más imprescindibles a la hora que querer reforzar y mejorar vuestra protección diaria, es que en la puerta de acceso tengáis una buena cerradura o cerrojo para evitar robos. A continuación, vamos a presentar los diferentes tipos de cerrojos en el mercado, para que podáis conocerlos y comprar el modelo que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Cerrojos simples

Estos cerrojos son los que os permiten cerrar la puerta por un solo lado. Si queréis contar con esta opción, entonces debéis saber que este tipo de cerrojos son bastante simples. Sin embargo, poseen un precio accesible para todos los bolsillos y además, son muy fáciles de instalar sin la necesidad de llamar a un profesional. O si lo prefiere puede ponerse en contacto con nuestra empresa.

Cerrojos dobles

Estos son mucho más seguros que el anterior. En este tipo de cerrojo, podréis usar una llave para abrir por ambos lados de la puerta. Esta misma llave también os permitirá cerrar el cerrojo por los mismos dos lados de la puerta.

Cerrojos electrónicos

Entre los tipos de cerrojos estos son fáciles de usar y bastante cómodos. Por una parte, no tendréis que llevar nunca más las llaves en vuestro morralillo para poder abrir la puerta, y por la otra, para poder abrirse solo necesitaréis de un código de acceso o una tarjeta. En estos días se han comenzado a vender los modelos de cerrojos que también pueden ser abiertos solo a través del Smartphone.

Tipos de cerrojos de cilindro

Luego de haber visto una pequeña cantidad de tipo de cerrojos que hay en el mercado, os vamos a mostrar una subcategoría de los tipos de cerrojos, que son los de cilindro. Con la siguiente lista podréis ver qué interesantes pueden resultar algunos de sus modelos, para que no tengáis problemas a la hora de elegir.

Cerrojo de cilindro simple

Se trata de una cerradura sencilla donde solo basta con introducir la llave para abrir y cerrar la puerta. Posee además, un cilindro que se encarga de bloquear la puerta. En caso de no contar con mucho presupuesto, esta puede ser una buena alternativa para aumentar un poco la seguridad de vuestra vivienda.

Cerrojos de cilindro doble

Estos son mucho más seguros que el modelo anterior. Su diferencia radica en que es posible usar la llave en ambos lados de la puerta. Con relación a sus cilindros, usualmente son más seguros que los cilindros simples. Este modelo es potencialmente recomendable.

Cerrojos sin necesidad de llave

Uno de los cerrojos mejor conocidos es el cerrojo vertical sin llave. Consiste en una barra que se cierra sobre el marco o sobre el suelo, esto, para evitar que cualquier persona pueda abrir la puerta mientras que el cerrojo esté activado. Esta variedad de cerrojo es capaz de bloquear la puerta con bastante resistencia.

Cerrojos digitales

Son idénticos a los anteriores, solo que además cuentan con un funcionamiento digital. Esto quiere decir que, se puede abrir o cerrar mediante una tarjeta, un código digital o través del Smartphone, y lo que es aún mejor, los modelos más actuales pueden abrirse con la huella dactilar.

¿Qué tipo de cerrojo poner en casa?

A continuación os vamos a enseñar algunos modelos que probablemente consigan capturar vuestro interés, ya que son muy buenos y seguros dentro de su rango, gracias a que han sido elaborados por importantes empresas y marcas de gran trayectoria.

Cerrojo Fac 301 rp/80

Si buscáis un excelente cerrojo para vuestra puerta blindada, entonces este tipo de cerrojo es el que mejor se va adaptar a vuestras necesidades. Así, el cerrojo viene con 6 claves exteriores, con las cuales el nivel de seguridad resulta bastante elevado.

Al estar dentro de casa, solo con pulsar un botón el cerrojo se bloqueará automáticamente. Sin embargo, se ha demostrado que es una variedad muy difícil de abrir, así que al adquirirlo podéis estar tranquilo de ofrecer una buena seguridad a vuestra familia. Además, si se complementa con un cilindro, reforzaréis óptimamente la seguridad de la puerta.

Cerrojo de seguridad Fac 946 rp-80

Este tipo de cerrojo es un muy completo: cuenta con sistema antibumping, incluye 6 claves de seguridad y una resistente barra de seguridad que es capaz de bloquear la puerta y ofrece un botón de bloqueo que evita que otras personas puedan abrirlo en el exterior mientras esté activado este bloqueo.

Su sistema incluye también un modo de bloqueo. Cuando la cerradura note que está siendo forzada, la misma se bloqueará de forma automática, evitando así que el intruso pueda entrar a la vivienda. Seguramente el ladrón se marche al notar que tenéis instalado este tipo de cerrojo, por lo que es un medio de disuasión muy efectivo.

Cerrojo Lince 7930

Finalmente, esta variedad de cerrojo es de alta seguridad y ha sido fabricado por la marca Lince. Cuenta con un potente cilindro antibumping, el cual es casi imposible de abrir sin la llave correcta. Al mismo tiempo, consta de una sistema anti ganzúa, anti taladro, anti palanca y anti extracción. Como podéis notar, es bastante completo, y lo mejor de todo es que posee un precio accesible.

Entre otras cosas, posee bloqueo interno y viene con el sistema anticopia de llaves. Y por si aún no os sorprendéis, este modelo es mucho más grueso, por lo que podrá aguantar mucho más cualquier presión de forzado.

Cerraduras RFID

En el amplio mundo de las cerraduras eléctricas, vemos como las cerraduras RFID se están haciendo famosas en mercado, te vamos a orientar un poco en estas cerraduras, para ver si suplen tus expectativas.

¿Qué es RFID?

Para empezar a hablarte de estas cerraduras, comenzaremos diciéndote el significado de las siglas RFID. Proviene del inglés Radio Frecuency IDentification. Esto en español dice identificación por radiofrecuencia.

El sentido del sistema es conocer sin contacto, esto no es nada más para personas, también se puede utilizar en autos o en artículos u objetos.

¿Cómo funciona la tecnología RFID?

La manera que funciona es muy fácil, el lector lanza una radiofrecuencia que se encuentra en el chip dentro del RFID, de esta misma manera le responderá al lector avisándole que es una persona, auto o articulo autorizado. Al instante será autorizado el temporizador, es un medio de seguridad muy exacto y seguro.

Para tener una excelente seguridad contiene un código único de identificación  y cada artefacto tiene que tener una antena RF, que depende de la barra de comunicación la cual la antena será la que mande la señal, casi siempre son usadas por medio del sistema RFID, con cobertura de 125KHZ, 13.56 MHZ, de 400 a 1000 MHZ Y 2.45GHZ O 5.4 GHZ.

Esta de 125kHz  es la más buscada en las tarjetas  de paso más viejas, mientras en lo actual, estos dispositivos está usando la frecuencia 13.56 MHz, porque en acomodado la seguridad para un mejor servicio técnico ya que las tarjetas hay capacidad para retener mucha información, para que después se transfiera rápido.

¿Qué son las tags en RFID?

Las llamadas tags o etiquetas contienen un chip y una antena que son los que hacen que haya una conexión de identificación con lente lector ya que posee un ID único, es gracias a esto  es único y esto hace que no se pueda suplantar la tarjeta y eso hace que tengas la mejor seguridad.

Tres tipos diferentes de tags de RFID

  • Tags RFID pasivas: Una de las primeras ventajas de este es que no hay que alimentarlo internamente. La forma de funcionar es con la antena del lector, cuando colocamos el chip en el sistema de radiofrecuencia del lector, es cuando comienza la función de la antena y la antena manda al lector para lograr una identificación sencilla.
  • Tags RFID activas: En este modelo la alimentación es interna, ya que se puede lograr por medio de una pila dentro del control esto hace que la lectura del lector sea más amplia, la cual el mandato al lector no tienes que hacerlo de cerca y eso hace a la vez que puedas mandar mucha información por lo que hace que el sistema sea seguro, rápido y lo están usando cada día más, de tal manera que  este método está ganando terreno en el mercado.
  • Tags RFID semipasivas: Tal como el modelo anterior, el sistema es basada en una alimentación interna con la diferencia es que la alimentación va directa al chip y no a la antena.

Los modelos tags se caracterizan por no ser iguales ya que son de distintos tamaños y diseños. La mayoría de las veces están colocado en un plástico o en botones, para colocar estas etiquetas en los animales es necesario colocarla debajo de la piel para una mayor seguridad y protección del dispositivo.

¿Qué son las cerraduras RFID?

Estas cerraduras RFID contienen algo bueno ya que se destaca por contar con la tecnología y eso hace que te permita entrar o salir, como también te lo puede  impedir en el caso de carros, personas o artículo.

Por medio de la identificación radiofrecuencia, eso hace que cuando una persona se coloque cerca de la puerta está por medio de un chip autorice abrir la puerta a diferencia de que la persona que no tenga este sensor no podrá mandar a la puerta que se abra.

Las cerraduras RFID pasivas son las más usadas por los edificios, en las oficinas y en los cuartos de los hoteles ya que les resulta para su seguridad y también le permite a la persona a no cargar con un poco de llaves.

A diferencia de las cerraduras RFID activas se utilizan en parkings y eso es por su gran comunicación, con solo captar que está llegando un carro autorizado, por lo que es una manera espectacular para abrir una puerta de un garaje.

Ventajas de las cerraduras RFID

Los últimos modelos de las generaciones de banda 13.56 MHz, consideramos que son realmente bastante segura por la que cada vez hay muchas empresa que quieren tener este tipo de seguridad.

Estas cerraduras son lo bastante fáciles de usar ya que no tienes que utilizar  llaves eso te da lo comodidad de cargar un poco de llaves para todos lados solo tendrás que girar el cerrojo y se abrirá ya que cuentas con un código de seguridad.

Estas cerraduras tienen un sistema de montaje fácil hasta la persona que tenga poca sabiduría de esto igual puede montarlo claro que siempre es mejor que la monte un cerrajero para una mejor seguridad.

Tiene una gran variedad de cerraduras la cual no tiene relés ni es necesario que tenga una instalación eléctrica, también cuentas con el beneficio de que la puedes colocar en cualquier cerradura lo cual hace en una puerta común puedes instalar una cerradura bajo la tecnología RFID.

Con la misma tarjeta te puede servir para varios cilindros, es decir que puedes abrir muchas puertas con el mismo dispositivo y eso te ayuda a no tener varias tarjetas para una misma función.

Las pilas de las tarjetas duran bastante tiempo por lo menos un estimado de tres años o 30000 mil veces usada.

Si necesitas que la seguridad de tu casa, edificio o negocio sea mayor instalar las cerraduras RFID. Y tendrás lo que buscas sin ningún problema y también tendrás un mejor manejo de sistema automático y de esa maneras te acabaras con   ese poco de llaves que muchas veces lo que hacen es pesarte en las manos o en los bolsillos y con esta nueva forma a lo digital  hace un método más seguro y te olvidas de esos métodos antiguos.

¿Cómo evitar el robo de tu trastero?

Los trasteros generalmente son sitios abandonados y muchas veces no se protegen como deberían, sin embargo aunque los ladrones saben que estos pocas veces guardan cosas de valor, realizan su búsqueda inesperada. Algunas veces guardamos cosas de poco valor económico pero de alto valor sentimental, para resguardarlas deberás seguir algunas recomendaciones al respecto.

Aunque no son muy mencionados este tipo de robos, el índice de ocurrencia es elevado. Para los delincuentes el robo de trasteros es muy sencillo.

Normalmente, el robo de trasteros no suele salir en las noticias, pero si miramos los datos, podemos ver como en nuestro país son muy elevados. Ante tal situación deberás tomar las precauciones de seguridad para eliminar este tipo de pérdida.

Pendiente con la calidad de la cerradura y de la puerta

Primeramente debes contar con una puerta de muy buena calidad, es decir, muy resistente para evitar que con un simple golpe esta se rompa. En segundo lugar instalar una cerradura buena, ya que de lo contrario será como no tener nada. Si existen cosas que aprecias en tu trastero deberás al igual que en la vivienda adquirir una cerradura resistente que impida ser abierta por ladrones.

Si el caso lo amerita, esto es, cuando dejes allí cosas de valor, se recomienda instalar cerraduras invisibles, estas son más costosas que una normal, pero hay que analizar si vale la pena la inversión, ya que todo depende de lo que guardes allí.

Elige sistemas de seguridad eficientes

Debes proteger adecuadamente tu trastero para evitar robos. Una opción sería usar alarma de seguridad. Esto apartaría mucho a los ladrones. Algunos prefieren colocar cámaras de seguridad pero esto trae un efecto provocador en los ladrones, ya que se supone que si colocas cámaras que son costosas, deberás tener muchas cosas guardadas. Te recomendamos que si optas por esta opción trata de colocarlas donde menos se vean, pero que capture imágenes en todo el espacio.

Guarda cosas de poco valor

Debes evitar al máximo almacenar cosas de valor en los trasteros, aunque a veces para poder desocupar un poco la casa preferimos sacarlas y guardarlas allí, generalmente las cosas que dejamos de usar por cierto tiempo y que ocupan espacio en la casa. Si solo guardas cosas de bajo valor, en caso de robo, no lamentarás mucho.

Colocar una cerradura secundaria para el trastero

Una segunda cerradura que se puede colocar es un cerrojo de seguridad, estos no son tan fáciles de abrir pero involucran un gasto adicional. Para ello deberás determinar si conviene la inversión o no. Para evitar inconvenientes debes tratar de colocarlo alejado de la reja de ventilación.

Cambiar la cerradura en caso de robo o pérdida de llaves

Si has vivido la mala experiencia de robo o extravío de llaves, deberás instalar una nueva lo antes posible, ya que de lo contrario facilitarías mucho la labor del ladrón. Antes de comprarla averigua si la póliza de seguro cubre dicho reemplazo.

Vigila tu trastero constantemente

Hay que estar muy pendiente del trastero, al menos una o dos veces por semana, al igual que el resto de la casa, ya que los ladrones seguirán buscando que robar. Así garantizarás el orden, chequeando si han violentado la cerradura, o si falta algo. Los ladrones son tan astutos que buscan la manera de saber si frecuentas el lugar, lo visitan varias veces, y saben si mueves las cosas. Por tal motivo debes cambiar cosas de lugar, para despistar a esos perversos.

¿Qué no guardar en los trasteros?

No deberás guardar cosas de valor. Si lo haces, los ladrones te observarán y tratarán de entrar a como dé lugar. Un trastero puede incluso presentar mayor posibilidad de robo que una vivienda por el simple hecho de estar abandonado.

¿Qué hacer después del robo en mi trastero?

Inmediatamente llamar a la policía para que solucione de momento y luego poner la denuncia formal. Trata de no tocar nada para no dañar evidencias. Después de que ya puedas pasar deberás armarte de valor y contabilizar todo para ver que te puede reponer el seguro y que podrás recuperar. A menos que sean atrapados los ladrones y regresen las cosas, pero esto es casi imposible, aunque algunos tienen suerte y les pasa esto. Pero ellos generalmente venden las cosas inmediatamente.

 

¿EVITA QUE LAS CERRADURAS SE ATASQUEN?

Corresponde a uno de los problemas más comunes en el oficio de la cerradura, por lo que, si quieres evitar que estas se atasquen, toma en cuenta unos de los consejos que te brindaremos, de esta forma reducirás el número de eventos y problemas, de lo contrario esta dejara de funciona y tendrás que hacer uso de un servicio de cerrajería.

¿CÓMO EVITAR ATASCOS?

En realidad, ninguna cerradura esta eximida de atascarse, pero existe una mayor probabilidad en aquellas que se usan poco en comparación a las que se usan todo el tiempo, un ejemplo son las que se utilizan en una vivienda que se accionan en cada momento, en comparación a las que se encuentran en trasteros segundas casas o despensas que suele ser de poco uso. A continuación, mencionaremos algunos tips para que esto suceda.

Engrasa las llaves y cerradura

Si te das cuenta que la cerradura comienza con signos de atascamiento, es muy recomendable qué las engrases ya que podrán volver con un funcionamiento normal y no presentara problemas. La técnica es muy simple y fácil, solo debes untar con un pincel grasa en las áreas de contacto, para que luego introduzcas la llave y muevas el cilindro, de esta forma harás que el aceite engrase todos los elementos de la cerradura y funcionen de la manera correcta, si no quieres el uso de aceite, existe otras opciones como el grafito o aerosoles, pero deberás tener cuidado de no dañar la puerta al usarlo.

Solo cuando notes problemas con el mecanismo de tu cerradura engrásala volverá a funcionar de manera correcta y con suma normalidad.

Parafina

Es muy eficaz para estos inconvenientes, deberás tener agua caliente y parafina. Introduce la llave en el agua caliente y luego en la parafina, cuando esta se encuentre solo en la superficie de contacto entre la llave y la cerradura, introdúcela. Este material tiene una alta propiedad de lubricación lo que hará que la cerradura funcione nuevamente de la manera correcta en la mayoría de los casos. Este método ha podido ayudar a resolver los problemas de atasco, incluso los más complicados.

Minas de lápiz

Solo utilizado en atascos pequeños las minas de lápiz son muy útiles, aunque parezca mentira la mina de este tiene una importante propiedad lubricante, solo debes pintar los dientes de la llave y luego introdúcela, esto hará que el mecanismo se lubrique y funcione con normalidad, pero solo en atascos pequeños.

Quitar la cerradura de la puerta

Algunas personas han optado por hacer esto para impedir el acceso a la vivienda a los integrantes de la familia, pero esto en vez de ser un bien podría, es todo lo contrario ya que dejaría el hogar en un estado de vulnerabilidad absoluta para que el ladrón pueda robar, por lo que no es muy recomendado usar este método.

Reparar la cerradura con un cerrajero

Si haz aplicado todos estos métodos y ninguno ha funcionado, será mejor llamar a un cerrajero, aunque esto e cueste dinero ya que es inevitable que lo hagas. Al conectarlo debes solicitar un presupuesto para saber si estará al alcance de tu bolsillo, si es un verdadero profesional este hará un trabajo de calidad a un excelente precio, pero en ocasiones si posees una cerradura muy antigua será necesario cambiarla, es en ese caso que el cerrajero te recomendara la mejor para tu caso.

Para qué sirven las puertas cortafuegos

Las puertas de cortafuegos son puertas perfectas para evitar incendios, ya sea en un edificio o en un centro comercial, ya que su utilidad hace que cada vez sean más usadas en muchos establecimientos.

Las puertas cortafuegos se instalan sobre todo para evitar que los fuegos se propaguen por la planta, ya que han sido diseñadas para que la gente pueda salir de forma sencilla en caso de incendio cuando sea preciso. Suelen llevar las siglas RF, que significa que son resistentes al fuego, las puertas que son más comunes a la hora de elegir este tipo de puertas son las pivotantes metálicas, pueden resistir los 140 grados incluso los 180 grados de media, aunque no debe pasar los 360 grados de temperatura. Depende también de la resistencia que tenga la puerta tiene una categoría de seguridad u otra.

Entre algunas de las características de las puertas cortafuegos es que los fuegos no se extiendan con rapidez, ya que pueden ser reguladas para un uso intensivo y dan buenos resultados, es una puerta que siempre va a hacer su trabajo. El funcionamiento de esta puerta puede ser tanto manual como semiautomático o automático, por ello con una instalación adecuada puede ser una puerta perfecta para impedir que los gases traspasen las puertas, lo cual si es de máxima calidad lo garantiza.

Hay varios tipos de puertas cortafuegos, entre ellas la puerta más común es la puerta de hoja, que es la que está construida con dos chapas de acero, que cuentan con un relleno de lana de roca. La puerta guía es otro tipo de puerta que está fabricada con material galvanizado, se instalan dependiendo de las necesidades que pueda tener el hueco a cubrir.

El mantenimiento de la puerta cortafuegos es muy severo, ya que todas deben pasar los mantenimientos preventivos, así se asegura que las propiedades siguen en perfecto estado. Todas las puertas deben contar con sistema de cierre. Las puertas además no deben presentar golpes, deformación o descuelgue, ya que deben estar todos los componentes en perfecto estado. La capacidad del auto cierre también es realmente importante ya que así se puede tener la seguridad de que todo funciona correctamente. Otra cosa a tener en cuenta es que la vida útil de la puerta es de máximo unos 20 años, aunque pueden variar, siempre se recomienda actualizarla.